La mejor forma de hidratar el cuerpo si eres deportista

Antes de empezar, tiene que saber que no todas las bebidas hidratan la misma manera y por mucho que pueda resultar sorprendente, el agua no es la mejor bebida de hidratación. No debe confiar exclusivamente en el agua si es usted deportista y quiere conseguir una buena hidratación. Si sigue nuestros consejos usted notará una gran mejoría en su rendimiento, existen tanto recetas para bebidas de hidratación caseras como bebidas oficiales también con excelentes resultados.

Antes de sumergirnos profundamente en la ciencia para hidratar el cuerpo y de la forma de hidratarse, lo que debemos tener claro es la definición de la osmolaridad. La osmolaridad es el balance de electrolitos y el agua en nuestro cuerpo, ya sea en el torrente sanguíneo o en un líquido específico. Los electrolitos son partículas de nutrientes (minerales) que el cuerpo necesita para mantener la función adecuada.

Los electrolitos se disuelven mucho más lentamente en el cuerpo si proceden de los alimentos. Cuando ya se disuelven en una forma líquida, el cuerpo los digiere casi inmediatamente y con poco esfuerzo. El agua pura pasa rápidamente a través de la vejiga y ayuda realmente poco a hidratar.

Las personas son diferentes y nuestros cuerpos se llegan a equilibrar a través de diferentes medidas de agua, alimentos y nutrientes, así que la osmolaridad es algo específico para cada organismo. Vamos a explicar cómo mantenerse al tanto de las necesidades específicas de su cuerpo.

Para poder calcular la cantidad de sudor que ha perdido durante un evento de actividad, el ejercicio o el senderismo, se puede hacer primero un experimento: pesarse antes del ejercicio, sin ropa. Después de esto haga un ejercicio moderado durante una hora.

La regla general es hacer ejercicio justo al nivel en el que el cuerpo obtiene placer, esto quiere decir no hacer demasiado ejercicio hasta que que la actividad se vuelva desagradable. Después de eso hay que pesarse nuevamente desnudo. La diferencia entre el peso de inicio y final es la cantidad de agua que el cuerpo pierde.

Es necesario saber que todos los líquidos tienen una propiedad de hidratación. Eso no quiere decir que todos ellos son igualmente útiles para usted. Por ejemplo, las bebidas de avena tienen un 84% de agua, por lo que no son una buena elección para una bebida de hidratación, mientras que el agua de coco es básicamente el 100% de agua, que es ideal. Por lo tanto, cuanto mayor sea el porcentaje de agua en la bebida, mejor hidratará su cuerpo.

La mayoría de las bebidas deportivas contienen sodio y carbohidratos. Eso ayuda a los hidratos del cuerpo a que sean mucho más eficientementes que si solo se ingiere agua. La cantidad óptima de sodio no debe ser mayor de 500 mg por bebida, o su cuerpo empezará a tirar del agua del torrente sanguíneo para ayudar a la digestión de los minerales. Evite también las bebidas deportivas carbonatadas, ya que le revolverán el estómago llenándolo de burbujas.

Cuando se habla de las bebidas para deportistas tenemos que mencionar un nuevo experimento científico realizado con los atletas. Estos atletas fueron divididos en dos grupos. El primero tenía una bebida deportiva convencional con carbohidratos y sodio. Al segundo grupo se le dio la misma, pero con contenido de proteína en la bebida. El resultado fue que el segundo grupo estuvo incluso mejor hidratado que el segundo. Esto puede sin duda mejorar los productos en el mercado de cara al futuro, por lo que es posible que desee tener esto en cuenta la próxima vez que compre una bebida deportiva.

Un secreto de las bebidas deportivas es que, debido a su alto contenido de sodio le dan más sed y por lo tanto usted será propenso a beber más. Por supuesto, el exceso de sodio también puede ser algo negativo, así que si usted está tomando una bebida deportiva y sigue estando sediento, plantéese cambiar porque quizá su cuerpo necesita otras formas de hidratación.

Deja un comentario